martes, 26 de enero de 2016


Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado intercede por cada uno de ustedes. Así, queridos hijos, con Mi oración y guiados de Mi Mano llegarán al puerto seguro, cruzaran esta turbulencia de pecado y de idolatría. Y con Mi Protección llegaran al Corazón de Mi Hijo. Por eso, les invito a la oración constante con la Santa Escritura y con la Adoración Eucarística.

Hijitos Míos, Yo les protejo, están siempre Conmigo. Y en este tiempo de tanta división, oren por la Iglesia, oren por el Papa Francisco.

Hijos Míos, cuando todo suceda, solamente confíen en Mi Inmaculado Corazón.

Hijos Míos, Yo protejo a Mi Resto Fiel. Yo les guiaré y estarán Conmigo en el Reino del Amor y de la Paz del Sagrado Corazón de Mi Hijo.

Hijos Míos, vivan Mis mensajes. Oren al Espíritu Santo para que les enseñe como ser mis verdaderos hijos en la Divina Voluntad. Yo les amo y les bendigo.

Bendigo lo que han puesto en Mis Pies. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.